viernes, 1 de junio de 2007

POR EL CAMINO DEL MAL

Pasaron algunos dìas,sin que volviesemos a tocar el tema de mi vida, lapso suficiente para que mi mente se tranquilizara un poco por las cosas que habìa contado, ahora ya no dolìan tanto.

Durante este tiempo, habìa mejorado mi salud, ya podìa comer aun que con un poco de dolor, la costilla ya no dolìa tanto, asì que dejè de tomar calmantes.

Èsa tarde sentados a la mesa Silvia y yo, llegò su mamà con cara de felicidad, Silvia le preguntò:

- Que pasa mamà ? por què tanta felicidad ?
- Si, tambièn ustedes deben estar felices, ya se aclarò lo de la muerte del.... muchacho ese, el que lo matò, fuè un señor del barrio vecino, ya lo traìa en la mira, de seguro que algo malo le hizo para haber acabado con èl, se entregò a las autoridades y ahora tù Javier estàs libre de culpa.

Nos abrazamos los tres, ya podìa regresar a casa, ver a mi madre y a mi hermano e iniciar una vida nueva, un futuro lleno de esperanzas.

Silvia reclamò : pero... ahora ya te vas a ir no ? ya no me vas a contar lo que quedo pendiente de la historia ?

- Claro que sì chivis, seguro que lo harè.

La mamà de silvia tratò de escabullirse sin que nos dieramos cuenta, le dije noooo señora, me gustarìa que usted tambien se quede y escuche mi relato. Contestò: pero dejenme traer un tè y galletas para que sea mas amena la plàtica, yo reclamè... señora... tè ya no... por favor mejor un cafecito, el tè casi no me gusta, en cambio un cafecito... al fin ya no tomo pastillas...

Sentados còmodamente a la mesa continuè con mi relato.

Despuès de esos sucesos, regresè a casa, las cosas ya no fueron igual con mi padre, lo primero que hice fuè buscar trabajo, por desgracia no pude encontrar, la gente me decìa que no podìa hacer tal o cual cosa, no me dieron la oportunidad de demostrarles que aùn con mis limitaciònes, habia cosas que sì podìa realizar, que tenìa todas las ganas del mundo de salir adelante.
Sentìa mucha pena con mamà, ya que tenìa que darme dinero para comprar el perìodico y para los pasajes y todo para que llegara en las tardes con que no me habìan dado trabajo, poco a poco fuì perdiendo las esperanzas.
El ocio, es el padre de todos los vicios, me aburrìa de estar todo el dìa en casa, asì que empecè a andar vagando por ahi en el barrio, me llamò mucho la atenciòn la vestimenta que usaban los chavos de la banda de " Los Nazìs ", me quedaba sentado a un lado del deportivo viendo como se divertìan, como peleaban.
A mì siempre me gustaron las pelìculas de El Santo, las de Bruce Lee, me imaginaba que era uno de ellos, pero tambièn entendìa que no podìa hacer tòdo lo que ellos, aprendì a manejar mis muletas como si fueran una Katana, èso me divertìa, como tenìa mucho tiempo libre, me gustaba ir al deportivo a hacer abdominales a hacer ejercico en las barras de los pasamanos. Jugando con mi hermano lo ponìa a lanzarme una pelota de beisbol y yo tenìa que evadir los pelotazos, eso me diò mucha agilidad, aunque mi hermano era pequeño, si me llegò a dar unos pelotazos, dolorosos por cierto.
En una ocasiòn observè que dos chavos estaban peleando y ahi va el Javier de chismoso a precenciar como se golpeaban, cuando todo terminò, no se por que pero me acerquè con el que perdiò y le dije:
Ya sè por que perdiste, no te sabes quitar los golpes, entras a pelear como si fueras un toro, agachado y asì no ves lo que tu rival te va a hacer.

Pinche escuinle no sabes lo que dices, quitate de aquì o me desquito contigo, me contestò con cara de sorpresa...

- Mira vamos a hacer una cosa, tìrame un golpe y veràs que lo que te digo es cierto...

Asì como ustedes se preguntaran por que dije eso, ahora yo tambièn me lo pregunto, y la respuesta es... no sè.

Intentò darme un coscorròn ( golpe con los nudillos sobre la cabeza de arriba hacia abajo ), lo esquivè y tomè su muñeca y sin mucha fuerza jalè hacia habajo haciendolo trastabillar.

Los demàs se acercaron y observaban en silencio.

Volviò a tirarme otro golpe, cruzado de derecha, dirigido a mis costillas, lo tapè con mi brazo izquierdo en forma de escuadra, y atrapè su brazo entre el mìo y mis costillas con un movimiento circular, aplicando un poco de fuerza, lo soltè al ver que comenzaba a sentir dolor.

Su rostro cambiò, se habìa enojado... en la que me habìa metido.

Se interpuso entre nosotros el Diego, el lider de la banda, me tomò del homro y me apartò de ahi, me dijo que dònde habia aprendido eso, que no podìa creer que alguien como yo supiera pelear.
- no es que sepa, solo lo he visto en el cine, y nunca me he peleado le contestè
- pues lo haces bien y ademàs estas bien mamado ( fuerte ), siempre te veo haciendo ejercicio, te gustarìa juntarte con nosotros ?, sirve que me enseñas lo que sabes.
- pero yo no puedo pelear y ademàs que te puedo enseñar a tì, si he visto que eres bueno, por eso eres el jefe de la banda.
- no quiero que pelees con nadie, le voy a decir a la banda que no se metan contigo, seràs como la mascota, que te parece ?
- y que voy a hacer entonces ?
- pues estar con nosotros, hechar relajo, oir musica, jugar y todas esas cosas que hacemos, sale ?
- sale puès mañana vengo.

Nos acercamos donde estaban los demàs y les dijo que iba a andar con ellos, que nadie se pasara conmigo o se las verìan con èl.

y asì fuè como empezò mi vida de pandillero...

17 comentarios:

Marilú... dijo...

aumm primero que nada gracias por tu coment! totttooo bien.. dont worry..
y pues.. creo que se lo que viene.. en alguna ocacion.. crei que esa vida era interesante.. ahora.. me doy cuenta. que no y que pandilla = autodestruccion.. tengo muchas opiniones respecto a eso.. pero igual y ya te las dejo en tu siguiente post de pandillero

1 abrazote!

Maese dijo...

Órale compa, asi que está usted mamey eh! Bien, bien. Me juntaba con la banda como usted cuenta y nos poníamos a oir a Janis Jolpin: "Summertime" Que recuerdos

Mario Guevara dijo...

Vaya experiencias las tuyas, Fenix. Tengo algunas dudas, pero seguro que se resolveran con el siguiente post.

Saludos.

Águila libre dijo...

Hola: estaba muy bien que te hubieras aprendido a defender, pero las andadas con pandillas no me suena a nada bueno, espero equivocarme, pero si no, aqui esperaré tus andanzas de pandillero.

Un fuerte abrazo,

Pay

°°**CoR¡**°° dijo...

historias y más historias sin duda me gustan los capitulos de tu vida son muy interesantes y en ocasiones muy buenas reflexiones.

saluditos!!!

Águila libre dijo...

Fenix: amigo, me dejaste saludos en mi blog, pero no me dices nada de todo el trabajo que me costó poner las imágenes para regalo de todos ustedes. Las viste? Te gustarón?

Besos,

Pay

Pequeña Saltamontes dijo...

Qué bueno que todo se aclaró y hayas quedado libre de culpa.

Espero con impaciencia tu siguiente post.

Saludos.

Cardo dijo...

Es tan fácil involucrarse en pandillas y, quizá no sea tan fácil salir de ellas; a veces por buscar compañía o por no tener muy claro lo que queremos de la vida nos la complicamos sobremanera, lo valioso es que de todo se aprende si se quiere y si se tiene la oportunidad.
Qué bien que ahora puedes contar la historia desde "afuera".
Te sigo leyendo.
Te dejo un abrazo y muchos saludos.
Feliz fin de semana!!!

Gabriela dijo...

Como comenté en algún blog. Leer la vida de alguien es como leer una novela. Gracias nuevamente por compartirnos tu historia Fénix. Esperaré ansiosa los capítulos que vienen :D

Un beso. Cuídate.

Sandra Becerril dijo...

Así comienzan las historias, así continúan... y ahora estás aquí, escribiéndola, desahogándote... en aquella época te imaginaste así??? Ahora que estás aquí con nosotros, solo me resta confesarte que estoy clavada con lo que cuentas, me cuesta trabajo creelo, pero tu sinceridad y dolor se notan en tus letras...

Un gran abrazo

besos y feliz semana

Una cristiana alocada. dijo...

como siempre dejandolo a uno intrigado, y ni decir que te pregunto en el msn, por que toda la vida me mandas a esperar el proximo post, jajaja, que malo eres Fenix.
Esta muy bueno el chisme, eh? ya me contagiaste lo chirmolera, jajaj

Marilú... dijo...

ya le puse música por si quieres ir a oir!
2 besos

La Libélula dijo...

Que bueno que se aclaró lo del muchacho muerto, ahora tu vida de pandillero comienza en ese encuentro en que te ganaste el respeto de ellos, eso estaba bien, pero y el resto?...te sigo.

Cariños amigocho

Yve

Mariana dijo...

No, pues entonces yo te quiero de mi lado... Acá del lado de "los buenos", es decir, del tuyo y del mío.

¡Besos!

Mariana.

Dra. Kleine dijo...

Dioses... las carreras largas se inician así de simples... qué barbaro!

OoOo*Tinkerbell*oOoO dijo...

Hola!!!

waxaaaaaaaaaaaa!!!!

No ps ke cosaaaas te han tocado vivir ehhh !!!

Salu2

Eddy dijo...

Hola Fenix
Mira tu!!!con pandilleros ojala sea pasado y por eso estas contando tus historias ahora JaJaJa...
Espero ansiosas las siguentes,te sigo leyendo...

TE DEJO UN GRAN ABRAZO...