lunes, 31 de mayo de 2010

LA MUERTE DE FÈNIX

En nahuatl, la lengua usada por mis antepasados aztecas y posteriormente por la población mexica, la palabra tonali significa: destino

Como saben quienes me han favorecido con su presencia desde el inicio de este espacio, mi tonali ha sido difícil, duro. Siempre con el camino cuesta arriba.
En este momento rememoro que una de las finalidades de hacer publica mi vida era el dejar una semilla de esperanza para quienes, teniendo mas herramientas que este modesto aprendiz de escritor, para derrotar a su tonali negativo, sentían que ya no había mas que hacer, que la derrota había triunfado en sus vidas y que ya no era posible continuar en la lucha. Esta lucha que comienza en el momento mismo de nacer.
Al mismo tiempo, hice un compromiso conmigo mismo y este es el escribir siempre la verdad, dejar de lado las mascaras provocadas por el dolor. el sufrimiento y las carencias que marcaron a fuego la mayoría del transcurso de mi vida. Y así lo hice hasta hace relativamente muy poco tiempo.
Sin embargo y por desgracia mi tonali se empeña en que el dolor y la angustia continúen hasta la fecha como mis únicos acompañantes. Crean ustedes cuando les digo que en estos momentos el dolor es tan profundo, que me impide pensar, tan enquistado está en mi ser que me impide llorar. Alguna vez leí por ahí, en la leyenda del fénix, que sus lágrimas poseían un don. El del sanar. Y he descubierto que es verdad. Cuando lloras por el amor perdido, por el dolor causado por la partida de un ser querido, las lágrimas acuden a ti. Dejando una sensación de mejoría. Con ellas se lava el alma.
Sin embargo en estos momentos tengo la firme creencia que si lloro, me quiebro finalmente y si me quiebro ya no tendré fuerza para levantarme.
Ha llegado entonces para mi la hora de morir. Es necesario el descanso, al guerrero de mil batallas. Le dedicaré un funeral honroso, en memoria no de las batallas ganadas si no de las batallas perdidas ya que solo de esa manera se logra el real aprendizaje. La victoria trae escondida, invisible al triunfador ciego la soberbia. La derrota dolorosa en extremo, deja visible el camino que no se debe seguir en la siguiente oportunidad.
No sin tristeza, derramando una lágrima, pero no de esas normales, si no de esas que recorren todo el ser, por dentro, quemando todos y cada uno de los órganos que recorre. Hasta evaporarse en una minúscula nube de vapor llamada agradecimiento. Acudo a este nido en el cual fui tan feliz con su compañía estimados lectores. Ustedes fueron mi única ventana al mundo. Mis interlocutores con quien compartí infinidad de alegrías, sonrisas y llanto.
Es mi deseo que la muerte llegue ya. Siempre, en mis escritos plasmaba situaciones dolorosas en su momento, sin embargo estas no eran mas que viejas cicatrices que me recuerdan quien soy y de donde vengo. Tiempo hace que dejaron de doler.
Ahora, con la herida abierta, supurando, dejando salir sangre a borbotones y un dolor que de tan inmenso ya no me permite sentir. No es posible continuar escribiendo como es mi costumbre, con verdad. Por que en mi cuerpo ya no existe lugar para una cicatriz mas.
Necesito morir, para volver a renacer limpio y contar el motivo actual de mi sufrimiento como siempre lo he hecho en retrospectiva, con la herida sanada ya.
Para que, como los caballeros águila o los caballeros jaguar, pueda mostrar mis heridas de batalla con orgullo. Con la finalidad de exponer la causa de ellas a los aspirantes a guerreros aztecas o mexicas. Y eviten estos no una derrota en batalla si no la pérdida total de la misma.
Después de mi muerte, vendrá la resurrección. Como en un parto, en medio de sangre, misma que representa la vida misma. Sin embargo naceré limpio y con la fuerza suficiente para continuar las batallas que seguramente me esperan. Por que estas no terminan si no hasta el final de nuestros días. Por que en el diccionario de fénix la vida no es una meta, la vida es un camino.
Para todos y cada uno de ustedes mis amados lectores, mi alma les lega un agradecimiento sincero por todo lo que aprendí de ustedes. No se cuando aún, pero tengan ustedes la seguridad de que este nido vacío, alguna vez será ocupado nuevamente por este viejo fénix que parte ahora. Con las alas rotas y con su fuerza a punto de agotarse.
La muerte me llama ya. Mientras me acomodo en mi nido, mi cerebro manda un impulso a mis ojos que, antes de cerrarse observan las imágenes de mis hermanos quienes curaron mis heridas adquridas en mi última batalla. Ustedes saben quienes son, no es necesario ofenderles de manera alguna con mencionarles. Ya que alguna vez leí que no debe saber la mano derecha lo que hace la izquierda. Solo deseo hacerles saber que sucedió así como lo había previsto. El observar por última vez sus rostros antes de la llegada de la muerte.
Mis alas rotas se cruzan a través de mi pecho para no dejar escapar ese legado que ustedes me dejaron, y que me enseñaron que no existe tesoro mayor en el mundo mortal que el amor y la amistad sinceros.
Esos sentimientos que ahora viven en mi corazón y en mi alma, serán los impulsores que me ayudarán a cruzar el umbral de la vida hacia lo desconocido. Serán mi alimento y mi bebida en el doloroso renacer que me espera. Mi cabeza va inclinándose lentamente hacia mi pecho haciendo una caravana en honor a la fría morada en la que habitaré por un tiempo. Mi plumaje poco a poco va perdiendo los vivos colores que le adornaban, adquiriendo una variada tonalidad de gris. La llama que coronaba mi cabeza se va extinguiendo poco a poco y mis pupilas van adquiriendo una similitud con los ojos de los pescados, opacos, imposibilitados para reflejar la luz de la vida.
Mi respiración es cada vez mas débil, impidiendo la entrada de oxígeno a mis pulmones. Un sueño profundo me comienza a invadir. Sin embargo, con mi última reserva de energía; de mi garganta sale un último grito. De rebeldía, de dolor, de tristeza … de orgullo.
Mi corazón emite el postrer latido y todo ha terminado al fin.
De aquel despojo que una vez fue la mas bella de las aves, escapa una especie de vapor, de bruma, que poco a poco se eleva hacia el firmamento. Alto muy alto. Con dirección a la estrella mas brillante del firmamento, donde habitaré. Emulando la espera de una madre por su hijo que reposa en la oscuridad y humedad tibia de su vientre… en espera de de mi renacimiento.


¡GRACIAS HERMANOS!

11 comentarios:

Pequeña Saltamontes dijo...

El Fénix renace siempre de sus cenizas.

Así que aquí te estaremos esperando.

elbibis dijo...

Hermano Fénix, me quedo sin palabras, respeto tus decisiones y reitero mi solidaridad. Un abrazo fuerte.

Malhechecito dijo...

Compadre: Ojala y podamos echarnos una platicada, gracias por la atencion de hacerme saber mas o menos lo que pasa, que le digo?, si puede busque en el internet como renacen las aguilas a la edad de los cuarenta, sufre por renacer, se tienen que deshacer del pico, las garras y el plumaje, y es hasta despues que les nace todo nuevo, que levantan el vuelvo para vivir por otros cuarenta anos, pero ya con mas brios, le dejo una abrazo fuerte, Dios me lo bendiga y no queda mas que salir del hoyo.
Adios

Germán Diego dijo...

Mi hermano, mucho éxito y mucha fuerza para todo que la vida no es fácil mucho menos la muerte, difícil decisión y mas cuando vivir es cosa de todos los día y morir es un símbolo de descanso, la pregunta es si es en paz.

valla un franco reconocimiento al gran Fenix por aceptar que todo tiene un fin para un nuevo comienzo.

¡Échele ganas!

bellota_b dijo...

Es un proceso que vas a vivir y si te nace,vuelves a abrir tus alas y contarnos tus historias...total ,si te sirve de conzuelo,todos andamos de capa caída :D


cariñusssssss millll!!

Guerrero dijo...

Dicen que las lagrimas del Fénix tiene la capacidad de llorar, que las últimas lagrimas que derrames sean las que te curen a ti esta vez.
Realmente no sabes la tristeza que me embarga, realmente no lo puedo creer y aunque respeto tu decisión y entiendo tu postura no puedo evitar sentirme mal.
Mientras el nuevo Fénix nace te deseo mucha suerte y éxtio en lo que viene y sabes que siempre estaremos aquí para ayudarte en lo que necesites.

Un abrazo!!

MuñEkiTa CaT dijo...

Hola!
Permiteme presentarme soy Catherine, administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial,
me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a munekitacat@gmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Catherine

Maju dijo...

Fenix!
Aqui Mariju-Pollita
Volví, esperando encontrarte y leo esto que me dejó pasmadisima...
Ojalá vuelva tu felicidad tan pura como siempre...
Ojalá no tengas necesidad de renacer nunca más y que todos los que te rodean te hagan de apoyo, para que tu alegría no se pierda ni un instante...
Besote!

ignacio dijo...

Tendra que cantar las golondrinas para una despedida, asi que afine la guitarra.
Quiza la vida es un sueño pero este blog bien machine no.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Si tienes que enfocar todas tus energías en doblarle la mano a ese "tonali" que te agobia, adelante...tú sabrás si vuelves pero, de hacerlo, se te estará esperando. No hables de muerte, sino que de un descanso largo...del cual esperamos despiertes con energías renovadas.

Malhechito lo ha dicho...las águilas pasan por un proceso tortuoso para renovar las plumas y el pico, pero eso les permite alargar su vida. Saludos afectuosos, de corazón.

Lully dijo...

Te sigo acompañando en la distancia y mis votos por ese renacer.

Te abrazo con especial afecto y te dejo besos para tu alma.