sábado, 29 de agosto de 2009

TRISTEZA


Mi pequeño Ángel, intuyendo que su padre se encuentra mal. Me abraza fuertemente, yo no puedo apartar la vista de la ventana, de ese largo pasillo que es mi panorama diario.
Mis ojos como hinoptizados no se pueden separar de del pequeño carrito de supermercado, lleno hasta el tope de cartón de deshecho y fierros viejos; cada vez que la veo la veo partir, con sus 69 años a cuestas empujando su carrito, un sentimiento de frustración hace jirones mi corazón .
Esta frase se la escuché por vez primera de sus labios : “ al perro mas flaco se le cargan mas las pulgas “ y a lo largo del tiempo he podido confirmar la veracidad de tal frase
Tengo la plena conciencia que la envidia es un sentimiento nefasto en extremo, de hecho no estoy de acuerdo que exista “ envidia de la buena “, la envidia es envidia, así de simple, sin maquillajes ni adornos.
Cuando leo o bien observo por televisión que algún deportista o cantante ha llegado a la cima del éxito económico, la envidia hace su aparición de inmediato y no por que quisiera tener todo el poder que el dinero proporciona como buena ropa, autos, mujeres etc. De hecho no me gustaría tener dinero en exceso ya que considero que no es bueno para el sano desarrollo del ser humano. La envidia germina y crece en mi interior por por que yo al igual que ellos, quisiera brindarle a mi amada madrecita lo mejor, que ya no tuviese necesidad de andar exponiéndose por esas calles de dios, empujando su carrito de supermercado
No puedo evitar sentir una profunda tristeza al verla hacer eso. Sentimientos encontrados luchan por florecer en mi interior, la frustración y la ira vencen por lo regular.
He deshojado 46 calendarios ya y me arrepiento sinceramente de haber creído que siempre me mantendría en ese nivel de vida , aquel que adquirí junto a mis seres queridos - no acostumbro vivir del pasado, pero en este caso creo que se justifica -, cuando a base de sufrimientos, sacrificios e incluso humillaciones; llegué a ser jefe en una institución gubernamental.. A mi hija por ejemplo, solo le bastaba pedir – nimiedades incluidas – y de inmediato le era concedida.. Estúpidamente me enorgullecía de que a mi la crisis económica heredada por el tristemente célebre Carlos Salinas, me había hecho lo que el viento a Juárez. Estaba ciego , quizá por todas las carencias de mi niñez. Estúpido, fui un perfecto pendejo al creer que nunca perdería mi empleo; lo único que me enorgullece es que no me despidieron por falta de capacidad; la empresa fue liquidada en su totalidad.
Nunca hice planes a futuro, con mi liquidación construí una pequeña casita y con el dinero sobrante monté una pequeña tienda de abarrotes, misma que fracasó.
La tienda se encontraba ubicada en la periferia de la ciudad, así que decidí rentar la casa y regresar al lado de mi madre, en otro departamento claro está. Conseguí una cantidad mínima y monté otra tienda. Con trabajo y esfuerzo, logré acreditarla y hacerla crecer. Sin embargo ese bendito destino que me tocó en suerte volvió a hacer de las suyas. Cuando nació mi Angelito, los costos del parto se acrecentaron por ser embarazo de alto riesgo, tirando de un solo golpe lo ya construido; y por si esto fuera poco, las ventas comenzaron a caer en una espiral hacia abajo. Espiral que a la fecha se ha visto recrudecida por el desplome de la economía mundial y la consecuente caída del poder adquisitivo de mas de un 90 % de la población mundial.

En esta ocasión, si quisiera ser un ejemplo para alguien… que lea este texto y se encuentre en una situación parecida. Creyendo estar en la cima; eviten cerrar los ojos… vivir el momento, y piensen que un futuro les espera. Todos sabemos que esta vida es una rueda de la fortuna sin embargo tontamente creemos que nunca nos tocará estar abajo. Por favor, prevean a futuro, no se excedan en cosas que solo alimentan el ego; mal entendido, como cambiar el carro, cuando este funciona todavía a la perfección. No tengan que sufrir alguna vez, no por cambiar el carro, si no por tener pan para llevar a la mesa… como a mi tristemente me sucede.
Solo una cosa le pido a mi dios, y es que tenga otra oportunidad de levantarme nuevamente; para evitar esa profunda tristeza de ver a mi madrecita empujando su carrito. Ese dolor que me hace jirones mi autoestima por no poder brindarle lo mejor en esta su última etapa de vida.
Sin falsa modestia, sé que soy capaz, si bien me fue negado el poder desplazarme libremente, de caminar por medios propios; se me compensó con otras aptitudes como son : la inteligencia, la persistencia y la fortaleza. Solo espero la llegada de esa nueva oportunidad , misma que no desaprovecharé con falsos espejismos, instalándome en la falsa creencia del: ¡ A MI NO ME VÁ A SUCEDER!
Con esperanza espero la llegada de nuevas herramientas que me son necesarias para incorporarme nuevamente, sacudir el polvo, curar las heridas y continuar el camino al éxito.

Reciban ustedes adjunto a mi respeto, admiración y estima… un cordial y caluroso abrazo.

8 comentarios:

Dragonfly dijo...

Definitivamente eres un ejemplo de lucha, de no dejarse apachurrar por la vida.

Adelante, fuerza! se que Dios te dará la oportunidad de mejorar tu vida y las de todos aquellos que te rodean.

Saludos!

elbibis dijo...

Me identifico con tu sentir... yo también quisiera poder hacer más para que mi madre viva sin ninguna preocupación ni malestar.
Sé que eres hombre de lucha, así que, ¿qué planes hay, mi amigo? ¿Qué andas tramando para salir adelante y volver a decirle al destino que te pela los ojos?

M a r u dijo...

fenix, esta crisis nos tiene a todos ascuas. Yo me quede sin trabajo, y mi marido cada semana es un no saber si el proximo despedido sera el. Esa incertidumbre es terrible. Pero tenemos que seguir luchando fenix, saldremos adelante con la ayuda de Dios.
saluditos, te he extrando en mi blog
maru de chocolate

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Hoy en un programa de radio se referían al pasar a la envidia, a propósito de los cuestionamientos sobre los patrimonios económicos de los candidatos a la Presidencia de la República...y claro, uno de los panelistas exponía acerca de la "envidia sana".

Y aunque trató de justificar con algunos ejemplos claros, llamarlo "sana envidia" no me parece de lo más acertado...podemos alegrarnos y tomar el ejemplo de esa persona como inspiración para nosotros, pero no vincularlo con ninguna clase de envidia.

Eres el Fénix, recuérdalo...vas a renacer aunque la mayoría opine lo contrario. Mi historia se parece en algo a la tuya, guardando las proporciones...creí que, por mera capacidad de responder de memoria, iba a llegar lejos pero los tropiezos académicos han sido fuertes pese a los regalos que tuve.

Ahora, voy camino a un desafío que será mucho más difícil...pero, a diferencia de hace diez años atrás, esta vez deseo estar preparado y tengo la mentalidad para luchar con más fuerza. Y no te quedes sólo en la espera de la oportunidad...arma una empalizada para cuando llegue.

Saludos afectuosos, de corazón.

malhechecito dijo...

Compadre no se me achique, saldremos adelante ya lo vera, como usted dice la vida da vueltas, asi que deje a su mama hacer lo suyo, vivo ejemplo de que nos puede cargar el payaso en un ratito soy yo, asi que no se me haga trizas, saldremos adelante.
Un saludo

Guerrero dijo...

Creo que si te quieres rendir ahora no es el tiempo, mira has pasado por cosas peores, simplemente mira en dónde estás, no cualquiera estuviera así ni con lo que tú tienes, tienes más que muchas personas desearían, sé que puedes y será difícil y aunque a muchos nos gustaría ayudarte sé que tu solo puedes salir delante porque ya lo has hecho y lo harás, sólo necesitas pensar las cosas con calma.
Sé que no te vas a dejar vencer tan fácilmente pero también sé que a veces uno necesita ayuda y si alguien te puede ayudar es tu familia y tus amigos.
No es tiempo para dasanimarse, ya vendrán mejores cosas sólo es cuestiónde esperar y aguantar un poco más.


suerte!

Pequeña Saltamontes dijo...

Si algo me ha enseñado la vida a la mala, es que la soberbia se paga caro.

No digo que hayas sido soberbio, es que uno se cree ajeno a muchas cosas y de repente te cae la realidad encima.

Saldrás adelante, estoy segura :)

bellota_b dijo...

Yo quisiera ayudar mas de lo que puedo a mi madre.Si te sirve de conzuelo ...todos los que tuvimos una linda infancia queremos mas para ellos.
Solo el amor es duradero,el dinero se hace esperar mas para algunos.
Cariñus!!