viernes, 16 de enero de 2009

LOS AMANTES

Para Verónica esa noche de Diciembre había sido en verdad maravillosa, unas horas antes había asistido a la fiesta de fin de año que la empresa para la cual trabajaba había brindado a todos sus empleados. No había descuidado detalle alguno en su arreglo personal pero lo que la hizo el centro de atención de todo mundo fué ese increíble escote que dejaba a la vista un poco mas allá del nacimiento de su exhuberante busto.
Para Julián no había sido menos exitosa esa velada entre música guapachosa, abrazos y buenos deseos además de los casi obligados brindis con compañeros quienes incluso no trataba directamente durante sus labores cotidianas.
Ambos se miraron directamente a los ojos aún que a él le costaba en verdad un trabajo extraordinario separar la mirada de ese busto, para observar las chispitas que las pupilas de ella emanaban, Verónica se limitaba a sonreir tenuemente y a bajar la cabeza apenada. Si bien era cierto que le tenía una confianza ganada a través del trato, no podía evitar sentirse apenada con él. Mientras sus cuerpos se rozaban al compas de una bachata, " burbujas de amor " ella con voz un tanto quebrada, tenue le preguntó que si ya se encontraba borracho, él le contestó que no, que por que le preguntaba eso, ella sonrojandose le respondió que por que había notado que no bailaba, a menos que estuviera ya un tanto " entonado ". él con una sonrisa franca le indicó que siempre había una oportunidad para cambiar, con voz vacilante le cuestionó que si estaba sintiendo lo mismo que él en esos instantes. Ella, turbada no supo que decir, solo se sonrojó y desvió la mirada. Sus cuerpos se acercaron aún mas y dejaron que las sensaciones sustituyeran a las palabras...
Como chiquillos a punto de cometer una travesura, salieron de la fiesta sin despedirse de nadie, las palabras dejaron de ser útiles se entendieron con la mirada, ambos sabían que sucedería a continuación. Tomados de la mano caminaron por las calles y sus pasos les dirigieron hasta un sitio discreto, el lugar idóneo dónde dar rienda suelta a sus reales sentimientos recién descubiertos esa noche...
Él abrió la puerta y ella penetró en la habitación con pasos temerosos... indecisos, si no estás convencida... podemos retirarnos si asi lo deseas... podemos ir a cenar por ejemplo - le dijo él a media voz -
- quisiera poner en claro algunas cosas...
- de acuerdo - mientras la tomaba de la mano y la dirigía a tomar asiento en el lecho -, dime ... te escucho...
- lo que sucede es que... no puedo evitar el sentirme mal... tú andas con mi amiga, además... tu esposa... y por si fuera poco, nadamás te dedicas a encerrarte con las edecanes de la empresa en tu privado...
- caray Vero... siempre es lo mismo, pero dejame decirte que me alegra que toques esos temas tan espinosos y te hablaré con la verdad, mira lo de Angelica... sé de antemano que son buenas amigas... pero la realidad es que la relación entre ella y yo no es como la gente se imagina, creen que es un romance tormentoso... sé que lo que te voy a decir, no saldrá de estas cuatro paredes. Como bien sabes, ella es casi una niña, pude advertir que carece de una figura paterna y yo simplemente le doy cariño... ternura, cosas que ella no tiene en casa, la verdad es que nunca hemos pasado de un abrazo ligero, a cierta distancia y uno que otro beso de piquito...
- pero ella me ha dicho que tu... y ella...
- será solo para aparentar, pero esa es la verdad Vero, no hemos llegado ni siquiera a un beso humedo y casi puedo asegurarte que nunca llegaremos a esas instancias. Del asunto de las edecanes, pues es sencillo, cuando me visitan en mi privado, solo platicamos, de sus novios, de sus relaciones afectivas y trato de darles alguno que otro consejillo que les sea útil para que lleven una vida mas feliz, eso es todo...
- y entonces ¿ por que se encierran ? a ver... explicame eso...
- sencillo Vero, en ocasiones lloran y para darles fortaleza las abrazo, las apapacho, es algo parecido con lo de Angelica, según yo nos encerramos para evitar falsos rumores, pero creo que es en vano... En lo que si ahora me toca ami aclarar.. es en lo de mi esposa, ahi no hay vuelta de hoja. La verdad es que hasta el momento no estoy dispuesto a dejarla por nada ni por nadie, ¿ me entiendes ?, si sucede algo esta noche... deberá ser sin compromiso alguno...- ella bajó la cabeza y asintió en silencio -
Solo dejaron que los sentimientos hablaran, él no dejó centímetro del cuerpo de Verónica sin explorar, sus manos y su boca recorrieron su cuerpo, proporcionandole un placer exquisito, ella dejó salir sus sentimientos entre gemidos de placer y así los sorprendió la luz del día...
Julián... que fué esto para ti ?
- para mi... una agradable experiencia... una satisfacción mutua, una entrega llena de cariño ya que no existe interés alguno, mas que hacer sentir bien el uno al otro... ¿ sabes ? desde aquella vez que llegaste por primera vez a la oficina, cuando me miraste de frente mientras nos presentaban... yo sabía que pasare lo que pasare... llegariamos algún día a esto...
- es verdad... yo también estaba segura de ello... oye... ¿ otra vez ?
- ¡ claro que si pequeña !
- de acuerdo... pero ya no de misionero.... mejor de cucharita ¿ si ?

7 comentarios:

malhechecito dijo...

Compa yo no se como es de cuahcarita, porque no nos da una etsplicacion ja ja ja, ahh que JUulian tan ganon y etsplicativo con eso de la esposa, compa gracias por sus escritos estan muy chidos, le dejo un saludote.
Adios

Cardo dijo...

Vaya! Buena historia querido Fénix... a veces simplemente hay que tomar lo que la vida nos ofrece sin cuestionar demasiado las cosas...
Un abrazo gigante y muchos besos!!!

Pequeña Saltamontes dijo...

Pues ojalá que Vero lo tome como lo que fue...

Es que las mujeres casi siempre salimos perdiendo en esas cuestiones.

PoNyErY dijo...

Me encantan tus escritos!!!!

La vida esta llena de instantes que hay que tomar bien fuerte y no dejarlos ir!!

besitos de inicio de semana!

AndreaLP dijo...

¡¡Uh, y cuántos Julianes y Verónicas hay en éste país!!

Lo bueno fue que en éste caso pusieron los puntos sobre las íes antes de iniciar nada.

Buen inicio de semana, Fenix.

blackeagle-italiano dijo...

jajaja!!! Este amante resulto bien picudo!!!

En este cuento no hay mejor ejemplo de que con verbo se consigue casi... todo!!! jejeje

Muy bueno amigo Javier!!

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Bueno...con los atributos a la vista, a quién no le cuesta separar la mirada. Pero en lo concreto, para los amantes no hay mentiras sino que verdades...aunque vaya a saber uno si las palabras son sinceras o sólo con el objetivo de lo carnal.

De todos modos, se aprecia en estos tiempos algo más de sinceridad en cuanto al sexo sin compromisos...hay más entendimiento de esa postura en el aspecto de la igualdad. Porque, digámoslo, antes los amantes eran los paradigmas del doble standard.

Saludos afectuosos, de corazón.