jueves, 18 de diciembre de 2008

NACHITO

La conclusión de esta historia se lleva a cabo en un hogar común y corriente, ubicado en calquier país de nuestra America Latina... incluso, bien podría haber sucedido en tu casa... en tu hogar...
***
Faltaban escasos minutos para las doce de aquella fría noche de invierno para Nachito, un pequeño de siete años , morenito de carita redonda cabello alborotado, ensortijado y unos ojos negros y vivarachos el día laboral no había sido para nada bueno. En sus entumidos bracitos apretujaba la totalidad de diarios que le habían proporcionado la madrugada de la vispera de nochebuena. Sin embargo, aún mantenía latente la esperanza en su corazón infantil, de que pudiese vender algunos diarios y estar asi en posibilidad de llevar por lo menos un pedazo de pan a casa. Sabía muy bien que él era la única esperanza de su madre y sus hermanos pequeños, para tener algo... por mísero que fuera y paliar el hambre a la que ya se estaban acostumbrando .
Lentamente caminó por la calle. Sus ojitos observaban emocionados todas las lucesitas de colores que colgaban de los arbolitos de navidad que miraba a través de las ventanas.
Algún día podré darle a mi mamacita y hermanitos una casa como estas... un arbolito de navidad con una gran estrella de colores en su punta, un pollo rostizado, calentito y bien doradito... un nacimiento con todo y sus reyes magos y el niñito Jesús recostado en su camita de paja y heno... nomás es cuestión de seguir estudiando y vendiendo hartos periódicos para poder triunfar en esta vida, yo no seré un borracho como mi padre... ¡ yo sí quitaré a mi mamacita de lavar ajeno ! y le compraré unos zapatos de esos que traen las señoras que me compran el periódico allá en el centro comercial.
Interrumpió sus pensamientos para tocar el timbre de una de esas casas. Su olfato pudo percibir el olor a pavo que estaba a punto de ser sacado del horno, se le hizo agua la boquita y sus ojos negro azabache se entristecieron al recordar que no había probado bocado desde el día anterior, el calor de hogar le regaló una agradable sensación a través de su raída playerita y sus zapatos rotos. Con voz apenas audible le ofreció el diario a la señora que le abrió la puerta... El diario señito, cómpremelo...
- ayyy chamaco latoso, ¡ no quiero comprar el diario , pensé que eran mis invitados a la cena de esta noche... lárgate y deja de dar lata ! -
Valientemente el pequeño contuvo las lágrimas que amenazaban con desbordarse a torrentes por sus resecas mejillas, con un nudo en la garganta, se agachó y le dijo en voz baja a pipo su fiel cachorro que le acompañaba a diario a trabajar: no te preucupes pipo, verás que en las otras casas nos comprarán los diarios y nos alcanzará para llevar a casa un pollo rostizado, aun que sea pequeñito y tú, esta noche comerás deliciosos huesitos... pipo pareció entender la intención del pequeño y le obsequió con calidos y humedos lengüetazos en cara y manos.
En la siguiente casa, atendió un señor, quien ni siquiera le dió oportunidad de decir nada, de inmediato le cerró la puerta en la cara mientras volvía con su copa de vino en la mano, a seguir festejando aquella navidad, junto a sus seres queridos.
Innumerables veces tocó a esas puertas y el mismo número de veces recibió desdén, groserías y carencia de humanidad...
Ya casi con la fé perdida, decidió ya no tratar de vender los diarios, decidió mendigar por un poco de comida, recibiendo la misma respuesta por parte de aquellas gentes que estaban a punto de celebrar la llegada del salvador al mundo, la llegada de aquel que les enseñó a prodigar amor, caridad y HUMANIDAD a todos por quienes entregó su vida.
No son malos pipo... lo que sucede es que están bien ocupados preparandose para celebrar la llegada del niñito Jesús... verás que allá.. mira, en la última casa si nos convidaran aun que sea de un poquito de comida, de esa que a lo mejor a los niños no les gusta y al otro día se las dan a sus mascotas o la tiran en la basura.
El tiempo pasó sin que el pequeño pudiese lograr su cometido, acercandose a su última oportunidad, haciendo un esfuerzo sobrehumano, sobreponiendose al terrible frío y cansancio, tocó a la última puerta...
Ahora quien abrió la puerta fué una niña mas o menos de su misma edad, quien al verle casi a punto de desfallecer a causa del hambre y el frío gritó a sus papás para que fuesen a auxiliar al pequeño.
El señor de la casa intentó levantarlo en brazos y llevarlo hasta la sala de la casa, pensaba darle de beber algo caliente y esperar su recuperación, su buena acción se vió interrumpida por la autoritaria voz de su esposa quien con estridente voz le decía: ¡ no te atrevas a meter a ese chiquillo mugroso a casa, seguramente estará lleno de piojos, pulgas o no sé que clase de bichos, mira ahi en la mesa, están las sobras de la cena, dale un poco y que se vaya, no quiero que me ensucie mis muebles... tan caros que me salieron !.
Padre e hija intercambiaron miradas de tristeza y moviendo la cabeza negativamente, hicieron lo que la señora solicitó, en un pequeño plato le pusieron algunos trozos de pavo, un vaso con ponche caliente y despidieron al pequeño.
Al día siguiente, en el quicio de la puerta, volvieron a encontrar a Nachito, envuelto en los diarios que no pudo vender, con pipo echado junto a él para brindarle calor, mismo que no fué suficiente para evitar su muerte, causada por el frío congelante de esa madrugada... a su lado se encontraba intacto el platito con comida y el vaso de ponche congelado, frío, al igual que las esperanzas de Nachito, por poder llevar a casa un pedazo de pan. Esa madrugada murieron también las esperanzas de poder estudiar, de ser alguien en la vida y poder sacar a su mamá de trabajar...
*** *** ***
Querido amigo, querida amiga... ¿ cuantos Nachitos has encontrado a lo largo de tu vida ?. Si bien es cierto que es hermoso dar en estas épocas, a tus padres, a tus hijos y hermanos... no crees que es mas bello compartir lo poco o lo mucho que tienes con aquellos Nachitos que a diario puedes ver encarnados en algún pequeño con su carita llena de mugre que te extiende la mano en un crucero o bien en algún jovencito o jovencita que te ofrecen limpiar tu parabrisas . Pero ya sé que tal vez pienses : ¡ pero si el dinero solo lo quieren para comprar droga !. Yo, con conocimiento de causa te puedo decir que, la droga o el vino, te hace ovidar el frío, el hambre y lo mas triste... te impide ver que el hombre, poco a poco vá perdiendo uno de los mas bellos dones; LA HUMANIDAD.
Queridos amig@s, no enmascaremos nustra falta de solidaridad fingiendo no ver, justificando el por que no damos algo a aquellos mas desafortunados que nosotros. Si en verdad crees que la moneda de a peso servirá para comprar droga o vino, por lo menos obsequiales una sonrisa, una caricia o una palmadita en el hombro, eso tal vez hará renacer en ellos la fé en que aún conservamos un poco de humanidad en nuestros corazones.
Mi mas sincero deseo de que pases una linda navidad, con el amor dentro de tu corazón, rodeado de tus seres queridos y la mente recordando a los que ya no estan con nosotros.
Con todo mi cariño y aprecio : FÉNIX JLM

18 comentarios:

malhechecito dijo...

Uy compadre, yo soy un nachito de esos, y he encontrado muchisimos nachitos en mi vida, la verdad yo no dejo a un nachito sin ayuda, muy bonita historia, me encanta como escribe compay, lo del calendario no se apure yo se lo regalare nomas que me paguen, mañana no se a quioras le mando un correo, lo quiero hartamente.
Un abrazo

Exenio dijo...

Maestro, eso... (lo digo de corazón), tocas puertas y, si me permites, deja que otros se asomen por esta ventana a leer este, Tu relato.

Con la salvaguarda de tus derechos de autor (si no hay incoveniente para ello), me llevo tus letras para seguir tocando puertas.

El Universo ya está P dijo...

Pero quién tiene la culpa de la muerte del niño:

La señora que no quería que su esposo y su hija lo entraran a la casa?

El esposo por no ponerse firme y ayudar al niño?

La hija por no pedirle a sus padres que cuidaran a nachito o incluso ir ella a llevarle algo en la noche, una frazada, algo?

Los padres de nachito por no cuidarlo?

La gente de las otras casa por no brindarle ayuda?

El gobierno por no cuidar de él?

La iglesia por no preocuparse de los pobres?

O el mismo nachito que viendo que esa era una noche fría fue a tocar puertas y no se quedó en su casa?

O todos los que leemos tu relato y nos sentimos mal?

Y si alguien con mucha fé dijera que Dios se lo llevó porque era su momento y porque estaría junto a él en la noche mas linda del año?

Yo no entiendo mucho el sentido de tu relato, lo cierto es que apelar a la culpa no me parece adecuado. Eso es todo.

Mar-mar dijo...

Fenix--mi querido Fenix..

Mas que preguntar de quien es la culpa..yo preferiria creer que muchos niños sin hogar..lograrán en algun momento concretar uno solo de sus deseos..sin importar si es un pedazo de pan..una taza de leche caliente--o sus ansias de superar la pobreza y estudiar..

No creo que hayas escrito para hacer sentir mal a nadie..

Un abrazo..Mary

Evan dijo...

Se me hace un nudo en la garganta...

No busquemos culpables, sigo consejo, hacer algo por uno de esos piojitos, al menos algo...


Un beso, felicidades en estas fiestas!

Mucha paz!

Cardo dijo...

Mi querido Fénix sé muy bien que no estás buscando culpables, si perdemos el tiempo en eso nunca haremos nada por nadie pues nos pasaremos "el bultito" unos a otros... Me llega profundamente tu mensaje, muchas veces volvemos la cara para no ver las miserias del mundo o buscamos excusas baratas para no ayudar, en especial cuando se trata de niños "para que le voy a dar dinero si seguro su padre se lo quita y se lo bebe", etc.
Gracias por recordarnos que aún debemos conservar humanidad en nuestros corazones, que por cierto es de lo que se tratan estas fiestas.
Un fuerte abrazo!
Te quiero mucho amigo querido!!!

✈∂ZuL™ τσdσs lσs Dεяεcнσs яεsεяvαdσs cσρчяιgнτ dijo...

Mi querido Felix leí su mensaje en mi casa y le comento que mi mail es: marelytm@live.com.mx, le agradezco su enorme apoyo para mi obra que todavía no es reconocida... le falta mucho para serlo jejeje... usted siempre tan lindo!

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Pienso que siempre deseamos unas Felices Fiestas para nuestros cercanos...pero más allá del deseo, ¿hay preocupación de parte mía para que al menos alguien que no tenga las condiciones pase una buena noche el 24 de Diciembre?

Un llamado a las conciencias, sin duda...pese a que desde el comienzo distinguí el matiz de esta columna y pensaba manifestarte mi parecer acerca del por qué historias tan tristes, pensé que yo no soy nadie para decirte qué tienes que expresar.

Aunque por estas tierras australes el calor sea la norma para estas fechas, eso no borra la miseria a la que inocentes niños se han visto expuestos desde temprana edad.

Saludos afectuosos, de corazón.

bellota_b dijo...

Ser generoso es serlo todo el año,independiente de los miles de nachitos en esta época...yo apoyo tu solidaridad,pero insisto ,espero que lo hagamos todo el año.


cariñusssss Fenix!!

AndreaLP dijo...

Ay, Fenix, me hiciste llorar de pensar en cuántos niños, jóvenes y adultos mayores andan buscando un medio para seguir con la vida y que lo único que necesitan es una mano amiga que los ayude a levantarse. Seamos generosos siempre, no sólo en Navidad. Y si hay desconfianza, siempre hay instituciones serias a las que podemos apoyar.

Te quiero mucho, y espero que éstas fiestas sean de gran bendición para tí y los tuyos.

Guerrero dijo...

que tristeza... pobre nachito y que señora tan... me caen mal las personas como ella...

creo que lo que no queremos es ver lo dificl que resulta el mundo por eso nunca nos preocupamos por ver a los que muchas veces están sufriendo en estas fechas, creo que si abvrieros un poco más el corazón (y la mente) nos dariamos cuenta que podemos cambiar la vida d ealguien para bien o para mal.

saludos y felices fiestas

blackeagle-italiano dijo...

La finalidad de este cuento amigo Javier es muy buena!!! Que bueno sería que se le apoyara a todos aquellos niños que en verdad lo necesitan!!!

Feliz navidad!!

Kix dijo...

No, mi Fénix, eso me parte el corazón cañón :-(

Me da mucho coraje con los papás de los chiquitines. Pobres pequeños.

En fin, te mando un abrazote de navidad!

y@zzz... dijo...

se invento esta historia tio?? porque esta muy triste.

mire que yo siempre que puedo ayudo a la raza, el otro dia fui a vnederle una faja a una seniora que tenia unos muebles mas fregados que la fregada, total que le comente que aqui donde trabaja mi viejo a cada rato tiran muebles, camas, escritorios, ropa, de todo, que si necesitaba algo me dijera.

vino el sabado pasado y se fueron con la camioneta llena! nos da tanto gusto saber que podemos ayudar a alguien, y yo no dejo a ningun nachito morir de hambre, me cuesta trabajo creer k exista gente asi...

Cardo dijo...

Simplemente…

MUY FELIZ NAVIDAD!!!

Un fuerte abrazo y el deseo

de infinitas bendiciones en

estas Fiestas y siempre…

Con mucho cariño

Cardo.

Pato dijo...

Vengo a dejar un abrazo !!
Feliz Navidad !

santo dijo...

Compa paso a dejarle saludos y buena esperanza para este 2009 y que en estas fiestas decembrinas la pase bien con tu family y los tuyos compa son mis mejores deseos
sinceramente su amigo fraternal el santillo:)

Dragonfly dijo...

Se me hizo un nudo en la garganta.

Muchos besos y mis mejores deseos, muchos éxitos en el 2009.