domingo, 17 de agosto de 2008

TRABAJO = DINERO ( PARTE UNO )



A muy corta edad, estaria cursando el tercer o tal vez el cuarto grado de educación primaria cuando aprendí que solo trabajando se puede conseguir el dinero y todas las cosas agradables que conlleva tener unas cuantas monedas en el bolsillo.
Si bien ya había tenido " experiencia laboral " previa. Mi padre me llevaba con él a su lugar de trabajo en diversas obras de construcción. Mi funcion consistia en recoger los clavos que caían al suelo y al término de la jornada laboral recoger toda la herramienta y guardarla en su respectiva caja. Obviamente por estas actividades no ganaba un centavo, sin embargo me sirvió de mucho ya que aprendí el valor del trabajo.
Mi primer empleo remunerado me lo consiguió mi madrecita, cerca de casa, me llevaba tempranito y después de laborar, un baño rápido y a la escuela, para poder llegar a ser abogado o doctor. Mi empleo consistia en elaborar de manera artesanal afiladores de cuchillos y tijeras, el señor preparaba una pasta de resina, la vaciaba en un molde y se le colocaban pequéños trozos de segueta en forma de " V ", se dejaban secar y estaban listos para su uso. El recuerdo gracioso que tengo de ésa época es que, cuando no tenía ganas de trabajar, tiraba el pegamento por la coladera, le decía a mi patrón que se había terminado y en lo que acudia a comprar mas, yo me dedicaba a jugar con sus hijas, pobre señor como lo hacia gastar en pegamento.
Después de que me cayeron tirando el pegamento, obviamente fuí despedido y volví a conseguir empleo, ahora en un taller de talla en madera, ahi la cosa estaba dura, me dedicaba a pulir las figuritas que los maestros tallaban, aun que me forraba los dedos con cinta masking, esta se deshacia rápidamente por la fricción provocando llagas en las llemas, era un dolor cuando comía al tomar la tortilla caliente con los dedos llagados me provocaba quemaduras en las llagas abiertas. Ahi me despidieron también ya que yo cosideré que la paga era muy poca y el trabajo demasiado sufrido, así que tomé el periódico y me dediqué a buscar un nuevo trabajo, logré colocarme en una fábrica de muebles, el trabajo el mismo, pulir a mano los muebles. Ahi, por primera vez gané un salario justo, no recuerdo pero como ejemplo servirá decirles que si en el trabajo anterior, me pagaban diez pesos, en este la paga era de veinte mas o menos, y ya hasta tenía seguro social, la cosa pintaba bien !!!
Sin embargo había algo que no me gustaba, los compañeros como que me discriminaban, además de que no les gustaba tener que ayudarme, el jefe les pedía que me acercaran los muebles y una vez que los terminaba de pulir, me traían otro. Siempre almorzaba y comia solo, como el perro. Por eso no soporté estar siempre relegado y decidí renunciar de nuevo.
Me junté con mi compadre Toño, si ese mero el del post de los ladrones, el sabía barnizar muebles y yo tenia nociones de carpinteria asi que andabamos de una obra a otra, ahi comenzó mi vida de disipación, ambos hijos de padres alcoholicos, los sábados, después de cobrar lo primero que haciamos era irnos a la pulqueria a jugar cartas o rayuela y divertirnos de lo lindo poniendonos nuestras borracheras. Cuando la chamba escaseaba, por las noches, para evitar la vergüenza, nos llevabamos un diablito y recogiamos cartón de las calles para poder venderlo y tener asi para poder comer. Recuerdo con tristeza como acudiamos a la tienda a comprar el " recorte " ( los restos de la pieza de jamón después de ser rebanada ) un peso de chiles en rajas y un peso de tortillas y a comer !!!, llegamos incluso a pedir en un puesto un taco... pero solo con salsa, lo partiamos en dos y compartiamos lo poco que teníamos.
Tiempo después, dejé de trabajar, me llamó el desmadre, fué en esa época cuando me volví pandillero, violento, borracho y algunas otras gracias más. Por tal motivo me desenfoqué y no concluí la secundaria. Una vez que decidí no estudiar mas, mi maestra de Español, me consiguió un empleo con un " amigo " suyo, un señor de ascendencia alemana que tenía una cerrajeria allá por el metro Cuahutemoc.
ahi me fué bien, ganaba la estratosferica cantidad de sesenta pesos diarios !!!
un buen pago para esos tiempos, ahi ya me daba el lujo de comer hasta hamburguesas.
Nuevamente al paso del tiempo sentí que la paga era poca, renuncié y con lo aprendido me dediqué a buscar otro empleo de cerrajero.
Estuve con otros dos patrones, ahi aprendí que se podía sacar un poco mas de dinero si se cobraba un poco mas al cliente, por ejemplo si el patrón me decía cobra diez pesos por abrir una chapa,pues yo cobraba quince y ya habia mas dinero para llevar a casa, para comprarme ropa e invitar a las niñas al cine...

CONTINUARÁ...

22 comentarios:

Luthien dijo...

Ps si pa' poder tener dinero hay que trabajar duro, muy muy duro

Dragonfly dijo...

Pues si... hay que trabajar duro para ver los pesitos, pero ni modo... también se disfruta.

Te dejo muchos saludos...

asi como soy yo soy dijo...

Orale compadre, yo tambien le chingue desde morrillo pero eso me sirvio mucho, oiga le mande un correo ahi me contesta por favor si?
Un abrazo

Srta. Maquiavélica dijo...

hola sr fenix¡¡¡ wowow esa historia dle trabajo no la habia contado¡¡¡y pienso q hasta la fecha usted anda en friega echandole los kilos en lo q hace, en serio q lo admiro un buen¡¡¡vamos a tomarnos un cafecin con su enana¡¡¡
besos

AndreaLP dijo...

Pues sí, trabajo=dinero, pero no siempre en la misma proporción, desafortunadamente.

Vaya que tuviste varias chambas y bien distintas, eh. Yo también hice de todo de chavita: empecé como vendedora de zapatos y ropa y hubo una tienda en la que no duré ni una semana, jaja!! pero como dices, se aprende y vas creciendo.

Besitos, Fénix.

angel dijo...

cierto en ocaciones asi pasa el hambre aprieta duro y de alguna manera hay que ingeniarselas, creo que alguna vez todos hemos sufrido de alguna privacion, pero hechandole ganas y con mucha fe se sale adelante, saludos

Anónimo dijo...

pues si cuesta mucho trabajo pero la satisfaccion es aun mas grande.

Evan dijo...

Has sido un luchador desde chiquito... es admirable, siempre lo pensé :)

Besotes!

Angie Sandino dijo...

Vaya que has tenido oficios y desde pequeño, que admirable, sabes? a mi eso de la cerrajeria me parece re complicado, si yo copiara llaves seguro ninguna funcaría y me agarrarían a patadas por maleta!

Y la parte dos seguro nos llevará de regreso al instituto de computación no?

Un abrazote querido Javier!

Anónimo dijo...

Me hiciste recordar cuando yo tambien tenia mis primeras chambas, mi hna estaba en un equipo de futbol y yo les cuidaba los chiquillos a casi la mitad del equipo, me daban 20 o 30 peses multiplicado por 5 o 6 pues era algo, ya tenia para mis chicles. Saluditos fenix :D
maru de choco

blackeagle-italiano dijo...

Si amigo Javier, no hay como trabajar para recibir dinero y además para mantener la cabeza en otro lado!! Vaya que anduviste bien movido en la infancia, que bueno, por eso no dejas de andar para arriba y para abajo!!

Lizeth dijo...

Todos esos trabajos que realizaste con seguridad fueron y son de gran utilidad para tu vida, sabes hacer muchas cosas y eso es bueno. En algún momento pueden servirte para beneficio propio o para ayudar a otras personas.
Dios te bendiga Javier.

Lizeth dijo...

Todos esos trabajos que realizaste con seguridad fueron y son de gran utilidad para tu vida, sabes hacer muchas cosas y eso es bueno. En algún momento pueden servirte para beneficio propio o para ayudar a otras personas.
Dios te bendiga Javier.

Guerrero dijo...

Me sorprende que hayascomenzado a trabajar dese tan pequeño... (y yo quejándome de mi servicio) la verdad es de admirarse eso pero creo que también uno debe aprender a conformarse aveces con lo que uno tiene porque si no lo puede perder, saludos

bellota_b dijo...

Mi primer trabajo fue en una tienda de cobertores,esperé mi primer sueldo y rajé de vacaciones jajaja...bueno era soltera,no había mucha responsabilidad.
Tus sacrificios son tan o menos que otros.Aún asi son experiencias para crecer.
Cariñuuuusss!!

santo dijo...

Mmmm pues si tienes razon si no trabaja uno no hay billullo y sabes yo empece desde los 8 años desde el segundo grado de primaria y si tambien empece hacer mis chanchullas porque cuando uno es peque se ensañan con uno y pues eso no es de ahi deberia contar mis anecdotas y mis chambas fueron varias pero asi como tu a veces tenia que renunciar por diversas situaciones.
saludos compa espero la to be continued

Claudia dijo...

El trabajo ayuda a forjarnos y a ser mejores personas. Es difícil escuchar cuando alguien tiene que trabajar desde pequeño pero seguro que muchas cosas buenas has ido sacando de tu experiencia.
Un abrazo.

violador de papantla dijo...

jajajaja
que chido !!! las pinches divertidas que te pones con el photoshop, estan pocamdre !!! ahora hasta en los billetes !!!


salu2 !!!

∂ZuL™ dijo...

Usted es admirable tocayo bien lo sabe, le mando saludos aunque la ausencia a veces me gane!

∂ZuL™ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Tuve una situación parecida...durante un tiempo, una vez fallados mis dos intentos de sacar una carrera universitaria, comencé a ayudar a mi padre en su trabajo; el pago era poco, pero al menos le estaba siendo de utilidad. Ahora que tengo contrato, lo aprendido me deja en un muy buen pie ante el resto de mis colegas.

Pero cada vez que he trabajado me he fijado un objetivo básico; por ejemplo, cuando estuve de digitador me dije que ahorraría hasta comprarme un computador y salir de vacaciones...y así fue.

Hay cosas que la verdad cuesta tolerarlas...y entiendo que a veces no quede otro camino que la renuncia; en mi caso, me armo de paciencia...ya será el momento de dar un mejor paso hacia una jornada de trabajo no tan extensa como la que tengo ahora.

Saludos afectuosos, de corazón.

FeR dijo...

Que pasa mi estimado Javier!! , gracias por tus comentarios , la verdad no hay como el trabajo y que mejor cuando uno le pagan , que bonito se siente comprar algo con esa feria y valorarla mas , admiro tu forma de como tu te moviste para trabajar y a la fecha sigues y espero que siempre te valla bien, animo!!