miércoles, 12 de marzo de 2008

EL VUELO DEL FÉNIX

La majestuosa ave sentía su fuerza decaer, a pesar de las inclemencias del tiempo seguia volando aún... allà en las alturas... el trayecto había sido largo. Cansada y hambienta utilizaba sus últimas fuerzas para llegar a su destino, había aprendido a volar enmedio de la tormenta, con el viento en contra. Es verdad que la situación hacia casi imposible el seguir adelante, unas finisimas gotas de agua laceraban sus ojos pero sabia que era imperante llegar, tendria que llegar aún que le fuera la vida en ello.

No muy lejos alcanzó a distinguir una cima, decidió que era necesario buscar en ella dónde guarecerse unos momentos si es que queria llegar al destino ansiado, la fugaz luz emitida por un rayo iluminó por un momento la maltrecha efigie del ave mientras descendia lentamente en una oquedad esculpida por el tiempo en la roca viva.No sin dolor, cruzò sus majestuosas alas para darse calor, una de ellas se encontraba rota, tal vez no lograria su meta.

Llegaré !!! , es mi naturaleza, ni aún el ala rota me lo impedirá, el estruendo del trueno no me asusta ya, he ganado duras batallas... no seré como las vacas que se pasan gran parte del dia comendo y el resto solo rumiando, o como las ovejas que no sirven nada mas para seguir a una de ellas autonombrada líder misma que en mas de una ocasión ha llevado al resto de la manada a una muerte segura al caer desde un desbarrancadero, ja !!! el tuerto guiando al ciego !!!

Es verdad que soy diferente a las demás aves y por ello he sido obligada a ser un ave solitaria, a ganar mi alimento diario y el de mis polluelos sin ayuda de nadie,
por eso desde jóven aprendi a ganar el respeto de las aves groseras a picotazo limpio... recuerdo los duros golpes al aprender a volar mas no me arrepiento de ninguno de ellos fueron solo una forma más de aprender como no se deben hacer las cosas.

Cuando aprendí a realizar un vuelo bajo, rasante, pude observar que aquellas grándes montañas que impedian mi paso... no eran más que pequeños promontorios de tierra y aquellos grandes lagos solo eran unos pequeños charcos de agua estancada. Recuerdo ahora cuando estuve trabajando para ésa ave gorda y haragana a quién yo hacía felíz llevandole las presas cazadas por mi y que sólo servian para hacerla engordar aún más
y que en un momento con el ala en la cintura y en actitud prepotente trató de hecharme del nido sin darme las sobras de la última presa siquiera.

Fué ahi cuando decidí emprender éste vuelo sola como siempre, la caza ha descendido últimamente, solo podía llevar al nido presas demasiado pequeñas para mis amados polluelos. Es por ello que emprendí este vuelo temerario, mi mayor motivación son ellos que me esperan con sus picos hambrientos, esos ojitos esperanzados en mi, han sido y serán mi motor para reemprender el vuelo, caray !!! la tormenta ha arreciado !!!. He visto aves mas fuertes que yo sucumbir ante tormentas menos poderosas que esta, tal vez no tenían el cuerpo lleno de cicatrices como yo, no eran tan fuertes como creían, mejor dicho no creyeron que lo fueran.
Basta !!!! el descanso me ha servido, es hora de emprender el vuelo de nuevo !!!

Y así, con las efímeras luces de los rayos, con el ensordecedor y poderoso sonido del trueno. Contra el viento y la lluvia, el ave extiende de nuevo sus alas y emprende el trayecto hacia su meta... hacia el triunfo, aún que en ello le vaya la vida, a fin de cuentas ése es su destino desde que vió la primera luz, cómo le encantaria tener uno o dos compañeros de vuelo... pero no importa lo hará como siempre, acompañado de su soledad, por éso es un ave mítica, es...
Un AVE FÉNIX!!!

Queridos lectores, alguien de ustedes podria acompañar al protagonista de ésta historia en su vuelo ?

16 comentarios:

MALHECHECITO dijo...

MUY BONITO COMPADRE, ME DICE QUE A LO MEJOR LO ENTIENDO, LO QUE ENTIENDO ES QUE NOS APLICA A LA PERFECCION A USTED Y A MI, YO POR CRUZAR LAS MONTAÑAS E IR HACIA LA META Y A USTED POR TODO LO QUE HA LUCHADO, QUE NOS HEMOS CAIDO Y LEVANTADO, OJALA Y HAYA DADO EN EL CLAVO
SALUDOS

Sandra Becerril dijo...

Fenix...

Muchas gracias por pasar a dejar tu huellita a mi blog...
Y TU!!
Eres increible... me fascina la idea de volar... de llegar tan alto como podamos, romper fronteras, sentirnos libres...
Te admiro mucho! Vuela, te vas a caer y te vas a pegar, pero ¿sabes? yo se que te vas a poder levantar por que asi lo has hecho una y mil veces y eso es lo que nos mantiene vivos y nos hace ser especiales.
Te mando un beso!
No olvides pasar a mi blog... te estare esperando!
Sandy Becerril

Patylu dijo...

Excelente post!


Te dejo un saludo...

Evan dijo...

Yo te acompaño, no lo dudo ni un momento...

Te invito a que pases por el blog que compartimos con Carlos, me encantaría que leas nuestra entrevista, sos un amigo de la casa y me gustaría que puedas conocer más de nosotros. :)

Un beso, mi ave preferida!

Sylvia Sandino dijo...

YO QUIERO YO QUIERO, MUY HERMOSO TODO, SIEMPRE TRANSPORTANDOME, ENTRETENIENDOME Y GOZANDO UN POQUITO DE TI, GRACIAS COMO SIEMPRE, TE DEJO MIS ABRAZOS, Y UN BESO, QUE LINDO ES ESTAR SIEMPRE POR AQUI.

PoNyErY dijo...

Me encanto tu post y claro que te acompaño! cuenta conmigo
Besos

Dragonfly dijo...

Claro que te acompaño...

Atte, tu amiga alada

Angélica dijo...

YO! Yo te acompaño.

Es muy hermosa esta historia. De ella debemos aprender muchas cosas. Principalmente la garra y el empuje por salir adelante, por seguir el camino aunque se muestre dificultoso.

Qué lindo escribes Fénix. Realmente... te admiro. Y me da gusto poder contar con tu presencia en mi casita.

Un beso y un abrazo desde Chile para ti.

bellota_b dijo...

Redactastes muy bien tu vida,trataste de transmitir los moentos que has tenido que lidiar por criar a tus polluelos.
La mirada nunca se baja, si es por el bienestar de ellos.
Hay tropiezos,claro que los hay,te cuesta mas que otros ,claro,pero una cosa...has salido siendo el mas fuerte de todas las aves...tu lo has dicho.
Cariñussss....aquí estamos acompañandonos de una forma virtual.

Lizeth dijo...

"El Señor, el Dios eterno,
el creador del mundo entero,
no se fatiga ni se cansa;
su inteligencia es infinita.
29 Él da fuerzas al cansado,
y al débil le aumenta su vigor.
30 Hasta los jóvenes pueden cansarse y fatigarse,
hasta los más fuertes llegan a caer,
31 pero los que confían en el Señor
tendrán siempre nuevas fuerzas
y podrán volar como las águilas;
podrán correr sin cansarse
y caminar sin fatigarse."
Isaìas40:28
Que el Señor te bendiga y te guarde. No tendràs que volar solo por que El està contigo y es el que te da la fuerza para seguir adelante.

José Luis dijo...

Puedes visitar mi blog? necesitamos tu firma.

Saludos.

GINA dijo...

el ave fenix....yo siempre he pensado que fue la imaginacion del hombre....es como querer ver el alma de alguien renacer dia tras dia, levantarse despues de los golpes de la vida, aun mas hermosa que antes de desfallecer.
y despues de esta reflexion tambien saldre de tanta inspiracion y te dire que me acorde de los caballeros del zodiaco....jajajajja que sonza.¡¡¡
en fin....me ha gustado como escribes y si se que encajas perfectamente en mi primera reflexion

Srta. Maquiavélica dijo...

hola hermoso, toy organizando una reunión blogger con defeños jeje, ojala puedas podria ser el sabado santo o sino el último sabadaba del mes marzo¡¡ahora respecto a tu post, te comento que me gusto la manera q empiezas a volar, despues de llevarnos a tu mundo nada bueno pero apesar de todos los obstaculos has salido adelante y eso me gusta de ti q eres un gran hombre q te has levantado¡¡¡
y como tu nick lo dice un Ave fenix
besitos hermoso estamos en contacto

Pequeña Saltamontes dijo...

Muy bello relato. Te define muy bien.

¿En qué nueva aventura andas?

Y a mí me encantaría acompañarte en tu vuelo.

∂ZuL™ dijo...

Bueno tocayo por algo nos decimos asi, verdad? gracias a eso nos conocimos!

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Las aves de vuelos largos (como las águilas, por ejemplo) tienen la particularidad de renovar su plumaje y otras partes de su cuerpo de cuando en cuando. Es un camino mayormente solitario, pero no por ello menos valioso; al contrario...pese a las dificultades, no dejas de luchar por tus polluelos y por ti mismo.

Yo soy un avechucho aprendiendo a volar, apenas...lo que sí puedo hacer, desde la lejanía de mi posición, brindarte una especie de apoyo táctico para tratar de ayudarte a navegar en medio de las tormentas. Si te es de utilidad, me avisas.

Saludos cordiales.