viernes, 7 de diciembre de 2007

EL FIN DE MIS SUEÑOS ... RENACE UNA ESPERANZA...


Me llamaron de la direcciòn para hacerme saber que de no liquidar el adeudo, se verian en la necesidad de darme de baja definitiva del plantel, los exàmenes finales se acercaban.

En mi desesperación, optè por analizar la tarjeta donde se regisrtraban los pagos, misma con la cual teniamos acceso a las aulas, se me hizo fácil falsificar la firma del funcionario que autorizaba el acceso, èso funcionò unas dos o tres semanas, pero lo que no calculè, fuè que ellos tenìan una copia en la oficina. Ahí comenzaron a aparecer negros nubarrones sobre mis proyectos, sobre mi plan de vida.

Lógicamente, me llamaron nuevamente de la oficina de la direcciòn, me dijeron que quedaba expulsado en definitiva de la Institución, que no tomarian medidas dràsticas en relaciòn a la falsificación de la firma. En atención a que habia demostrado ser un excelente alumno, mi promedio era de 9.8.

Salì de la oficina apesadumbrado, las làgrimas amenazaban con inundar mis ojos. Maria E. ya me esperaba en la salita de espera, al ver mi estado, me abrazò y me condujo a la salida del plantel.

Parados frente a la escuela, por fin las làgrimas inundaron mis ojos, no podìa pronuinciar palabra alguna, Maria E. trataba de consolarme, prodigandome de tiernas caricias sobre mis mejillas, limpiaba mis làgrimas con el dorso de su mano, mezclandolas asi con las suyas, ella tambièn lloraba…

Pasaron unos instantes, poco a poco comenzò a llegar la calma, pude ver el rostro de Carmen E. a travès de la ventana de la direcciòn, aùn a lo lejos alcancè a distinguir una profunda tristeza reflejada en su rostro.

Maria E. y yo, nos encaminamos lentamente a la estación del metro, entramos y antes de abordar un tren, le contè todo lo sucedido, el convoy llegò y abriò sus puertas, con paso lento, abordamos , comencè a sentir un gràn nudo en la garganta, me comenzò a invadir una rabia terrible, comencè a dar puñetazos a la puerta del vagòn, las lagrimas me traicionaron de nuevo, Maria E. asustada trataba de impedir que me siguiera lastimando, me abrazò por la cintura abarcando mis brazos, logrando asì su cometido, mas calmado, le dije que se me hacia injusto lo que me estaba pasando, que habia puesto todo de mi parte para llevar a buen puerto mi carrera, reconocia que habia cometido un gràn error, pero fuè orillado por la desesperación, que era uno de los mejores alumnos. La gente nos miraba con curiosidad, algunos dejaban salir unas risitas burlonas, tal vez pensarian que sòlo se trataba de un pleito de enamorados.

Seguimos el trayecto en silencio, ensimismados en nuestros pensamientos, no nos dimos cuenta que la estación donde Maria E. deberia descender, habia quedado atràs, ya para llegar a la estación Xola, se lo hice saber, me contestò que no importaba, que no me dejaria solo en esas circunstancias.

Parados frente a la puerta de mi casa, no nos atreviamos a entrar, la noticia serìa por demàs dolorosa para mi viejita, pero tenìamos que enfrentarlo, asi lo hicimos.

Mi madre se alarmò al observar mis ojos enrojecidos e hinchados de tanto llorar, Maria E. le pidiò que se tranquilizara, que no eran algo tan grave, que a continuaciòn le contaria lo sucedido.

Entre sollozos le relatè el suceso, nos abrazamos los tres y permanecimos asi por unos largos instantes, dàndonos fuerza unos a los otros, era tarde ya, mi madre le pidiò a Maria E. que ya no se fuera, que se quedara con nosotros esa noche, ella asintiò, y pasò la noche en casa.

Al dia siguiente, la llevè temprano a su trabajo, los dias subsecuentes caì en una depresiòn tremenda, nada me podia consolar por la pèrdida, al paso del tiempo, comence a asimilar la situación, decidì ir al taller de Rubèn, asi lo hice, estando ahí, recibì una nueva llamada de Maria E. , me comunicò que tenia buenas noticias, que queria verme, me dijo que fuera lo mas ràpido posible, que me esperaria a la entrada del metro Tacuba.


Lleguè lo màs ràpido que pude, ahí me esperaba ya Maria E. con una gràn sonrisa en el rostro, no me dejò decir nada, me diò un abrazo muy efusivo, me preguntò que si creìa en los Horóscopos, mientras me extendia un ejemplar del diario Ovaciones de la tarde, leì que el pronòstico para Gèminis, auguraba muy buenas noticias para los nacidos bajo la protecciòn de èse signo, seguia sin entender, ella al notarlo, me dijo casi gritando que todo se habia solucionado, que Carmen E. y ella habian hablado del asunto con el director de el plantel, que habìa reconocido que yo era un excelente alumno y que me aceptaban de nuevo en la escuela !!!

Felices nos abrazamos de nuevo llenando nuestras caras de tiernos besos y caricias, Maria E. me dijo que para celebrar fuesemos al cine, que ella me invitaba, por supuesto que aceptè gustoso, abordamos el metro y nos trasladamos hasta la estación Viaducto, mientras llegabamos, me comentò que la deuda no me la condonarian, que me darian facilidades para cubrir el adeudo después, que no me preocupara, que ella y Carmen E. ya tenian el dinero para pagar todas las colegiaturas, incluso hasta el tèrmino de la carrera, sòlo faltaban tres semanas para el fin del curso, que ya les pagaria cuando trabajara, que no me podria librar de ella.

Entramos a la ùltima funciòn, disfrutamos de la película como nunca, al salir, ya era bastante tarde, cuando llegamos a la base de microbuses, solo habia uno, el chofer la invitaba a abordar, pero no habia ningún pasajero, cortésmente le agradecimos y nos alejamos del sitio.

Ella se encontraba un tanto angustiada, le dije que no se preocupara, que regresaramos a la estación del metro que tomariamos la ùltima corrida e iriamos a mi casa, ahí pasariamos la noche. La estación del metro ya estaba cerrada, Maria E. me dijo que fuesemos a casa de sus abuelos, vivian a unos cuantos minutos de ahí, asi que nos dirigimos hacia allà, llegamos, seria aproximadamente la una treinta de la madrugada, se dispuso a tocar la puerta, no lo hizo, me explicò que no me podia dejar solo, que ella permaneceria junto a mi , le dije que no se preocupara por ello, que yo era un animal nocturno, que no me pasaria nada, que entrara y se quedara esa noche con sus abuelos. Ninguno de mis argumentos funcionò, se aferrò a no dejarme solo.

Maria me hizo saber que ya no traia el dinero suficiente como para abordar un taxi que nos llevara hasta mi casa. Decidimos caminar hacia el centro y ya veriamos que era lo que haciamos.

22 comentarios:

Evan dijo...

Una de cal, una de arena (como decimos por estos lares)

Cada día me tiene más enganchada la historia de tu vida y con cada post me voy intrigada :)

Un beso Fénix, que pases lindo!

Lizeth dijo...

Tu vida es mucho mas interesante que cualquier historia ficticia.
Dios te bendiga Javier.

Angie Sandino dijo...

Mira tu como dice Evan una de cal por las que van de arena, por un lado que bien que la vida te dio esa oportunidad de volver al instituto por tus buenas notas...

Un fuerte abrazo!

Luthien dijo...

=/

Oooooralsssssss, jaja yo opino lo mismo que evan, no te pases!!

Siguele!!

Sandra Becerril dijo...

Esperanza... me gusta no sólo por la época, sino por tus letras y tu historia que me saca de mi sopor...

besos

Tina Marie dijo...

En todos estos meses que te he leído, había rondado una idea en mi cabeza que no había podido aterrizar, hasta ahora. Leer tu blog es un poco como ver la película "Pixote"... Así se me afigura =)
Saluditos.

José Luis dijo...

Aplaudo a María E.

Esas agallas de mujer no se encuentran en cualquier parte. Qué bueno que te apoyó, qué bueno que se hundió hasta tu mismísima alma para aquilatar tus esfuerzos, tus ganas de aferrarte a las cosas, y a los seres a quienes amas.

¡Qué leccionzota señoes!!

Me quito el sombrero Javier, esta vez por María E.

Buena salud a todos.

P. D (reclamo)
Ya no te he visto por mi blog señor.

Panchy dijo...

Si te han dado una segunda oportunidad, no la desaproveches y mira que el futuro eres tu y nadie mas.

Un abrzo gigante y me alegro por la tranquilidad de tu madre,

Un besito.

Kix dijo...

Mi querido Fenix, ¿qué opinas de una reunión blogger?

Lully dijo...

Desde mi blog: Reflexiones al desnudo

Me hiciste acorawr de mis travesuras de Colegio, creo que darán para un post, veré en qué me inspiro pero tenlo por seguro que desnudaré esas dificultades de Colegio.

Qué bonita ella con su comprensión y amor, fue tu refugio.

Un abrazo alegre y saludable para tí!

ALEJANDRO MUÑOZ ESCUDERO dijo...

Querido amigo, Dios finalmente premia a los buenos a pesar de sus tropiezos. En ocasiones la necesidad tiene cara de hereje y el que esté libre de culpa ...

Un fuerte abrazo y mi sincero agradecimiento por tu permanente apoyo a mi causa.

Que Dios te bendiga amigo Javier,

Alejandro

Cardo dijo...

Siempre he creido ciegamente en eso de que "cuando Dios cierra un puerta, por algún lugar abre una ventana", gracias a Él, siempre ha habido ángeles en tu camino y eso es muy bonito, ciertamente, te mereces toda esa confianza y apoyo que recibiste, además estoy segura de que acciones como esa afirmaron tus pasos por el buen camino...
Te quiero mucho amigo!!!

Qué tengas linda semana, besos para tí y tus amores!!!

Anónimo dijo...

muy bien carnalito !
Experiencias de vida ! Marìa E.
"rules" , ni modo hay buenas y malas ! !!

Ahì andamos !!!

salu2 !
soy el violador pero esta madre no me deja firmarme !

Ginger dijo...

Uy esta historia esta mejor, que la que escriben para las novelas del canal de las estrellas jajaja, deberias de pedir trabajo ahi...besos!

*MariJu-Pollita* dijo...

Secundo a evan...
Al final de cuentas, si las cosas se tienen que dar, se van a dar...
MUA..!!

Sandra Becerril dijo...

Bonito Santa Claus jeje...

bellota_b dijo...

Pienso em María E....que será de ella???..deberé esperar,mientras tanto pienso en tus días pasados,de dificultades, pero llenos de ti,tu fuerza interior sé que la llevas hasta ahora.
Humildemente, besos a gran un hombre.Muakis!

Gabriela dijo...

Hola mi niño precioso!...Vine a dar señales de vida. Mil disculpas por la ausencia.

Ya pronto nos veremos =D...porque nos veremos, verdad?

Estaré en Méx de Dic 21 a Ene 2. Te paso mis números por msn.

Te quiero mucho. Por favor no postees muy de prisa porque tengo mucho que leer para ponerme al corriente.

muchadela torre dijo...

Hermoso texto

Eri-Eri dijo...

HOLA!!
iba a la mitad y me angustiee!! como q no terminaste?!?! ahh pq no t dieron una extension?? ahh es horrible estar en esa situacion!! estar pidiendo prorrogas!! yo lo hice, y el "director" o lo q fuera, era un poco despotaa!! ahh como si no le fueramos a pagar!! total no pagas y q siguen los intereses no??
ahhh pero al llegar al final, me senti mejor!! q lindas amigas tienes!!
un beso y gracias x tu visita

Gabriela dijo...

No cabe duda que Dios te ha puesto grandes ángeles en el camino, Javi.

Oye, pero que no regañaban a María por andar contigo y en la calle a tan altas horas de la noche?

OK, me sigo al post de arriba.

Besos

Pequeña Saltamontes dijo...

Ay... me suena al negro nubarrón que viene a nublar los días soleados y de dicha.

Espero que no sea eso :S