viernes, 27 de abril de 2007

EL POBRE CHUCHO

El reloj marcaba las tres de la mañana. un amanecer lluvioso que tardaba en llegar, èsa lluvia pertinaz que , aunada al frìo. Hacìa màs profundo el dolor del chucho.

La luz emitida por un terrible relampago nos permite verlo ahi, en la esquina del mercado, tirado, acurrucado en una esquina del puesto de perìodico. Sus ojos, èsos grandes ojos negrìsImos còmo la noche. Cansados de tànto sufrir.

Cuando era una cachorro. Pensaba . entonces sì que me hacìan caso, entonces sì me querìan. sòlo bastaba un pequeño chillido para que estuvieran conmigo, una pequeña gracia para que me dieran una golosina o me regalaran una caricia, ahhh... todo era tan bello.

Nunca supe con certeza lo que pasò, nunca entendì por que de la noche a la mañana mis padres desaparecieron de mi vida. de la noche a la mañana me vì sòlo en esta gran ciudad. Ya no tenìa quien me alimentara, quièn me diera una caricia en mi ensortijado pelo. De pronto. me vì vagando por las calles, mendigando para poder comer, al principio, me paraba frente a un puesto de tacos, una marometa o poner unos ojos tristes, me daba como recompensa el alimento que necesitaba, pero crecì,
ya no les causaba gracia ni despertaba su compasiòn, ahora el pago por mis gracejadas era una patada y que me corrieran de todos lados.

tuve que aprender a buscar mi alimento entre la basura, si husmeas entre ella temprano, puedes encontrar muchas delicias unos deliciosos huesitos de piernas de pollo con harta carnita todavia. mmmm que delicia !!!
tambièn tuve que aprender a robar, me ponia muy atento en el puesto de barbacoa,
a la menor distracciòn de la señora, agarrate un buen trozo de carne y a correr como endemoniado, por que si me agarraban, de seguro pasarìa unas noches mas entre èsas rejas frìas de acero que tanto miedo me daban.

A esas alturas del partido. Con mi negro pelo enmarañado y todo lleno de mugre y bichos, a la gente solo le causaba miedo y repulsiòn, tuve que librar grandes batallas contra los demàs por defender mi territorio y mi comida. Pero por fìn encontre el amor. Ella era bellisima olia tan bonito, como me gustaba olerla. ahhhh.
ese suave aroma !!! que salia de su pelo blanco como la nieve. Creo que ella me quiso tambièn ya que me regalo dos cachorritos hermosos con los ojos negrìsimos como los mios pero... un dia tambièn desaparecieron de mi vida.

y ahora aquì estoy, tirado en el suelo, yo creo que tengo muchos huesos rotos por que me duele mucho, no vì el coche que me atropellò.

Un desgarrador aullido de dolor y sus negros ojos se cerraron para siempre, calmando el dolor, èse dolor que lo acompañò por toda su corta vida, ahora no sufrirà, ahora, estoy seguro se encuentra al lado de su creador jugando con sus cachorros perdidos y... viviendo una felicidad eterna !!!

Ese chucho... que para todos fuè un parìa, un ser que sòlo causaba miedo y repusiòn.
para mi. Fuè un angelito, de èsos que tanto abundan por èsta deshumanizada ciudad.
El chucho fuè.... un niño de la calle !!!

LOS NIÑOS NO SON DE LA CALLE, DEBERIAN SER NUESTROS !!!, NUESTRO MAS GRANDE TESORO Y
LA ESPERANZA PARA UN MAÑANA MEJOR. CUIDEMOSLOS Y DEMOSLES AMOR !!!

12 comentarios:

Una cristiana alocada. dijo...

mi cuñis llora con relatos como esos.
Ella deberia ser de la sociedad protectora de animales.

Los niños de la calle!! Deberiamos tomarlos mas en serio.

Mario Guevara dijo...

Es una excelente apreciacion de los niños de la calle, de lo que sufren, mientras otros sacan provecho de ello.
Muchos saludos, Mario
http://historiasynovelas.blogspot.com/

Erika. dijo...

Qué triste, y real, historia cuentas, Fénix.

No debemos cerrar los ojos a las realidades que nos rodean.

Muchos saludos :)

Un blogger más dijo...

Que historia, al principio pense que hablabas de un perro pero cuando dijiste niño de la calle pues me hizo pensar y reflexionar.
saludos

La Libélula dijo...

Demasiado triste tu relato,imaginaba el dolor y la sensación de todo perdido... Ojalá no existeria la miseria humana que permite que niños de la calle y los perros callejeros, ambos tan desprotegidos e ignorados, sufran del abandono y la soledad.

Cariños y pasa por mi blog, hay más sobre las cosas típicas y sabrosas de mi humilde ciudad.

Yve

PD: ¿Cómo va tu gripre?

Águila libre dijo...

Hola: pobre perrito, abandona a su suerte, comiendo de la basura, pero igual lo hacen los niñitos abandonados, tienen la misma suerte y son mirados por la sociedad como cosas sobrantes.

Buen manejo de la historia, si no me la hubieras explicado, no la habría entendido. jaja.

Besos,

Pay

Mis Nuevos Aires dijo...

chuatas.. que fuerte pero tan real tus escritos.. tantos niños en la calle donde no deberían jamás estar..
Ojalá algun día pueda terminar y esto y que estos niños puedan disfrutar su infancia y puedan jugar y no trabajar..

Saludos!
Clau

Cardo dijo...

Triste relato de una triste realidad ¡es tan fácil volver la vista a otro lado y no ver lo que pasa a nuestro alrededor!
De verdad es lamentable la desprotección y la indiferencia con estos niños, que son sólo eso, niños, que no escogieron esa vida.

Un gusto encontrarte, te seguiré leyendo.

Saludos.

Cardo.

Gabriela dijo...

Muy buena manera de plasmar la realidad de los niños de la calle, aunque se queda corta, pero me pregunto...¿qué estamos haciendo cada uno de nosotros para cambiar esa realidad?...¿hay algo que se puede hacer?.

Felíz lunes y gracias por la visita a mi blog Fénix.

Osita cariñosita (Evil) dijo...

aahhh q gachossss son los q abandonan a sus hijos fue muy triste el relato peroo muy muy ciertooo, ojala existieran corazones bellos, aunque muchos niños prefiern la comodidad yo en la prepa hice un trabajo de los niños de la calle y muchos ya se acostumbran y no quieren vivir bajo reglas pero obvio no generalizo ojala todos tengan un hogar un buen hogar.

gatita dijo...

Cruda verdad y peor realidad para los niños de la calle.... en lo personal creo que sería conveniente retirarlos a todos de las calles donde se encuentran vulnerables.... realizar un censo, verificar quien tiene padres( " si se les puede llamar así") y llevarlos a casas adecuadas para que los cuiden, no sin antes realizar la vasecotomía y salpingoclasia a aquellos que abandonaron a esos chicos.... así como obligarlos a aportar para su manutensión hasta que sean independientes..... pues me es dificil creer que alguno de ellos piense que la vida es bella.... y menos que piense que la vida y el resto del mundo es bueno... me pregunto cuantos de ellos tendrán que delinquir, asesinar o hacer cualquier cosa para sobrevivir de grandes???? y que conste que no considero que la solusión sea violentarlos más!!!!!!!
En fin son un grupo abandonado por todos nosotros....
Caray tocar el tema justo en el Día del niño!!!!
Saludos, volveré...

Caramelo de Cianuro dijo...

Como siempre, Fénix, tus historias tocan el corazón y me ponen a reflexionar sobre la terrible realidad que existe allá afuera, y que a veces olvidamos.
Un abrazo.