miércoles, 4 de junio de 2008

SAMMY




Sara era una chica de 17 años, vivía con su padre en una vieja vecindad allá por el barrio de San Francisco en Iztacalco. Ambos vivían de las rentas que generaba la vecindad, propiedad del padre de la chica.
Por consecuencia lógica, el dinero no hacia falta en ese hogar, se podría decir, que a comparación de sus vecinos, eran ricos.
Un buen día llegó a prestar sus servicios como mozo a esa casa Enrique, un joven muchacho del rumbo, con el transcurrir de los días, el amor tocó a las puertas de los chicos y se enamoraron. Vivieron un tórrido y fugaz romance mismo que llegó a su termino con el nacimiento de Samuel.
El padre, al enterarse de la noticia, como era usual en aquellos tiempos, montó en cólera, golpeo y corrió del trabajo a Enrique y no contento con ello trató de abusar sexualmente de Sara. En su retorcida mente, había acariciado la descabellada idea de que, cuando alcanzara la edad adulta. La haría su mujer, sin importar el lazo de sangre que los unía…
La chica soportó valientemente los embates del viejo y huyó de aquella casa sin mas equipaje que lo que llevaba puesto.
Sin tener a nadie a quien acudir, las circunstancias la orillaron a vender su frágil cuerpecillo por esas calles de la gran ciudad.
Pero el destino no detuvo su marcha, aún que ella, hizo todo lo posible para evitar el nacimiento del bebé que llevaba en las entrañas, no pudo evitar la llegada del pequeño.
Ya con el bebé en brazos, se sintió atada de brazos, con él no podría llevar a cabo el oficio recién aprendido. Era necesario deshacerse de él a la brevedad posible y evitar así que ambos muriesen de hambre por no poder trabajar y ganar unos pesos para poder comer.
Acudió con su vecina, doña Conchita, una buena y abnegada mujer. Le rogó, le imploró que se hiciera cargo del bebé aun que fuese por solo dos semanas, para así poder trabajar. Doña conchita, con el dolor de su corazón, se negaba a acceder, tenia sobre sus espaldas la atención de su hijo Javiercito, un pequeño de nueve años, discapacitado. Atacado por la cruel poliomielitis en su tierna infancia, además el dinero no se distinguía por su abundancia en aquel humilde hogar. Su corazón le indicaba que debía ayudar a esa pequeña en desgracia, pero su cerebro le indicaba lo contrario.
Lo que le ayudó a tomar la decisión que ella quería, fue don Inocente, su esposo, quien le dijo: recíbelo vieja… pobrecito, está bien chiquito, además, no te hagas, bien que quieres cuidarlo, tus ojos me lo dicen…
Conchita aceptó al pequeño, advirtiendo a Sara que solo lo cuidaría por dos semanas, que transcurriendo ese lapso, debería haber juntado dinero para poder llevar al pequeño a otro sitio, donde le prestasen la atención que el requería.
Al transcurso de las dos semanas de plazo, Sara se presentó, le comunicó a Conchita que la cosa estaba difícil, que no había suficientes clientes para trabajar y que no podría dar al pequeño lo básico para su supervivencia, que la habían detenido por ejercer la prostitución el la vía pública y que apenas el día anterior la habían dejado libre, que mejor…. Se lo regalaba !!!
Conchita no sabia que hacer, si bien en esos pocos días se había encariñado con el pequeño, la decisión era difícil, necesitaba la opinión de su esposo. Le dijo a Sara que la esperara, que iría a buscar a su marido y que al regresar, le darían una respuesta.
Fue a sacar a don Inocente de la pulqueria donde se encontraba, medio borrachito aún lo llevó casi a fuerza hasta la humilde vivienda.
Mientras se encontraba esperando Sara, en compañía de Rosa, una mujer , la chismosa de la vecindad, le dijo a Sara que si estaba segura de lo que iba a hacer, que de ser así, tendría que acudir a la delegación de policía a firmar la aceptación de que dejaría su hijo, sin reclamos posteriores…

La chica, al escuchar la palabra policía, se asustó, pensó quizá que de nuevo la detendrían , pidió permiso para acudir al baño, y escapó dejando al pequeño a cargo de esta humilde familia.

Aquel matrimonio, registró al pequeño como hijo legítimo con el nombre de Samuel y nunca le dijeron como había llegado a sus brazos. Enseñaron al pequeño Javier a quererlo, a cuidarlo y tratarlo como su hermanito menor.

Sin embargo la lengua floja de Rosa se encargó de platicar a quien se parara frente a ella, como había llegado el pequeño.
El tiempo transcurrió y una ocasión, estando el pequeño Samuel ya en primaria, otro niño, vecinito de la familia, hacía crueles burlas diciéndole que era un recogido, que su mamá lo había abandonado por que no lo quería Haciendo pedazos el corazón del niño con esas crueles palabras…

La maestra al enterarse de la situación, mandó llamar de inmediato a doña conchita, cuestionándole si era verdad lo que el vecinito había dicho, Conchita contestó afirmativamente. La maestra , apenada, le indicó que era necesario que ellos mismos, sus padres le dijesen la verdad… que le dijesen que ellos lo amaban mucho, que no importaba lo que los demás dijeran, que él era su hijo, y que tenia a su hermano Javier, que no estaba solo…

Así lo hicieron, el pequeño entre amargo llanto, pareció aceptar la realidad.

Transcurrieron los años… Samuel ayudaba en todo lo que podía a su madre, en el duro trabajo de lavar puestos en el mercado. Su padre ya había dejado de trabajar y se había convertido en alcohólico. Su hermano Javier, no podía soportar el que la sociedad lo marcara por su problema físico y se dedicaba a andar en pandillas y a sumirse en el terrible mundo del vicio.

El tiempo siguió su curso, el padre de Samuel, falleció a causa de tanta bebida. Javier, entendió y se retiró a tiempo de las drogas y la violencia. Sin embargo… Samuel tampoco pudo soportar el estigma de su nacimiento y también cayó al infierno del vicio, droga y alcohol.

Infinidad de veces Javier, ya casado y con una hija, habló con él, tratando de hacerle entender, que él ya había vivido todo eso, que no deja nada bueno… que pensara en su madrecita, que abandonara el vicio, que ellos siempre lo habían amado, que siempre lo habían apoyado… que no continuara destrozando su vida y la de los demás.


Sammy, tomó conciencia y un buen día, sin decir nada… abandonó el hogar. Ahora vive en Acapulco. Conchita sufrió por su partida, pero piensa que es mejor así, ella dice que si se sigue portando mal… por lo menos ya no lo ve y sufre por él..

Sammy es mi hermano… mi hermano !!! a pesar de todos los problemas que generó con su actitud… dondequiera que te encuentres carnal y si algún día llegas a leer esto, quiero que sepas que nunca he dejado de quererte, de amarte… por el simple hecho de ser : MI HERMANO !!!, que me arrepiento en el alma por ser tan violento contigo, que no fue por que no te amara… fue por la desesperación de verte caer al abismo del cual yo me pude librar... espero que tú algún dia logres salir de ello, que encuentres una buena mujer y formes una linda familia ... que seas muy feliz !!!

22 comentarios:

Dragonfly dijo...

Estoy como petrificada y con la boca abierta. No supe que saber de la lectura me quede simplemente como en Neutro.

Pero me gusto. Un abrazo

Evan dijo...

Ojalá te lea, ojalá haya podido salir de tanta tentación, ojalá vuelva a vos pronto!!

Me emociona leer estos posts tan personales...

Un besito, nos estamos viendo!!

MALHECHECITO dijo...

pinche compadre, deje lo insulto me hizo chillar otra vez, la verdad es que su jefa tiene un corazon de oro, amela y respetela mucho, chales la neta me quede con el hocico abierto, oiga como que su vida y la mia es igualita, compa no le guarde rencor a su carnal de todos modos es su hermano, y usted es carnal mio o que no???, yo si lo quiero un chingo, y mas con lo que platica, hoy le iba a preguntar precisamente por su hermano o sea que pedo con el? y aqui estuve la respuesta, gracias compadre, lo quiero mucho, uste' sabe.
Bye

y@zzz... dijo...

wow! que historia!!! Parece salida de una novela!

Y no has vuelto a saber de el? Nada te mueve por encontrarlo? No te gustaria saber que fue de su vida? No te llegan rumores/chismes de alguien que lo haya visto? como supiste que estaba en Acapulco?

Demasiadas incognitas para una chica morena!

MALHECHECITO dijo...

compa me gustaria platicar sobre esto no se, hacer un libro, je je je ganar dinero, la neta compadr4e me toco el corazon.
bye antes que me suelte a llorar como puta.

Luthien dijo...

=D

Oooorale,s que historia, me quedé impactada sssSsss

Ps bueno, suerte a Sammy

PoNyErY dijo...

Pues esperemos que pueda leer tus letras y sepa lo mucho que lo quieres...
Saluditos

GINA dijo...

TU MAMA TIENE UN CORAZONZOTEEEEEEEE que linda es doña Conchita¡¡

Anónimo dijo...

Guao Fenix, que barbaridad, que vida la tuya. Me has echo chillar con esta historia. De verdad que tu tienes mucho que contar verdad?
Espero que pronto lo que deseas para tu hermano, suceda. Vas a ver que un dia llegara y tocara a tu puerta siendo un buen hombre con su mujer al lado y un sobrinito tuyo. Saluditos Fenix
maru de chocolate

santo dijo...

Hijole compa sabe no se que decir ahora si que los dedos se me doblegaron y mi mente se puso en blanco.Mi mama fue como la suya asi con un corazonzote mire que registrar a 4 primos mios cuando fallecieron sus padres y vernos como hermanos siempre he dicho la humildad es algo que no todos tenemos y vaya que alli si la habia asi como lealtad buena suerte al sammy donde quiera que este y un abrazo a su ama corazon de leon y usted compa simplemente que estes bien que se que lo esta.
saludos compa

José Luis dijo...

Fénix, tus relatos vívidos y estremesoedores pegan, pegan fuerte, y calan hondo.

No he tenido la suerte de vivir esas enseñanzas de la vida, pero te felicito por el corazón que tan gradne que tienes, y que se antepone a las adversidades.

Gracias por tus lecciones, por compartirlas con todos nosotros.

Saludos a tu hermano donde quiera que esté.

Buena salud a todos.

P. D.
Disculpa la ausencia, pero fue pr causa de fuerza mayor, ya volví a las andadas. Visita mi blog.

violador de papantla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
violador de papantla dijo...

No manches no hagas eso !! tus historias siempre tiene ese final que jamás te imaginas

Mis historias,c omparadas con las tuyas suenan a un chiste de pepito....ja ¡!!!

en fin, yo creo que sammy se salvará, si tu saliste de los vicios, no veo porque él no ! si es tu carnal, la valentía esta en la sangre !!!

ahí séguimos !


salu2 ¡

Sandra dijo...

ke tremendo ... me fascino el post!!!
mil gracias por pasar... propongo un cultura de tolerancia hacia los pobres emos... despues de todo .. todos tenemos uno dentro no?
jajaja besos!!

FeR dijo...

Que pasa mi estimado Javier? ,creo que como aquella ida al df que pudimos platicar ahora me dejaste igual atonito y perplejo al leer estas lineas del buen Sammy , neta que mama vale un buen , el centro de lo que te mueve! , gracias manito por abrir este espacio MUY PERSONAL que son lecciones de vida que como te dije poco o mucho nos ayudan , espero que algun dia puedas volver a ver a tu hermano sammy y claro que seria un gusto que me mandaras tu texto te dejo mi correo es : jaison_10@hotmail.com, estamos en contacto y que pases buen fin de semana , animo javier!!

ALEJANDRO MUÑOZ ESCUDERO dijo...

Querido Javier ... debo decirlo; de todo lo que te he leído, ésto es lejos lo que mas me ha impactado.

Es muy cierto aquello de ... "La realidad muchas veces supera a la ficción"

Un fuerte abrazo querido amigo y espero en Dios que Samuel se encuentre bien y vuelvan a abrazarse nuevamente.

Que Dios te bendiga.

Tu amigo,

Alejandro

Malinche dijo...

shale!!! sin palabras compadre!!!! sin palabras!!!!

blackeagle-italiano dijo...

Sin duda se aprende, por lo veo ya se lo que significa Sammy para ti y tu pones al final que te disculpe por no haber sido lo mejor con el que debias, pues no se que tan real sea eso pero seguro por como actuas hoy en día que así será!!

Saludos compa Javier.

Lizeth dijo...

¡¡Tu mamà si que es una mujer muy valiente y de gran corazòn!!. No es nada fàcil aceptar una responsabilidad tán grande, sobre todo cuando los recursos no abundan. Ella debe estar satisfecha por que fuè el instrumento que Dios usò para cuidar de ese niño hasta que creciò. Estoy segura que asì como El te cuidó y sigue haciéndolo, lo harà con tu hermano Samuel. Si un dìa vuelve a tu vida y a la de tu mamà, que sea como un nuevo hombre para que en lugar de tristeza, de angustia, lleve bendición a sus vidas.
Dios te bendiga Javier.

P.D. El nombre Samuel significa: Dios escucha o al que Dios oye. Seguramente la madre de ese niño pidiò a Dios a alguien especial para cuidarlo y El lo hizo.

La LLama Violeta dijo...

hola amigo, paso a saludar ya q me escape un ratico de las ocupaciones....

un besitico violeta...

bellota_b dijo...

Fenix,creo que para entender tu post actual,había que leer este,y creeme que el final me atravesó una amargura ,un porrazo a la realidad y una vida tan tuya que compartes con nosotros.
Voy a subir para leer el otro...muttos besitos.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Auch...esas historias de romances no aceptados socialmente son caldo de cultivo para las teleseries y similares (se siguen dando, aunque con menor frecuencia); y para colmo, los patrones que ven a todo lo que les rodea como su propiedad...incluyendo a su hija.

Desde una posición ajena sería fácil juzgar a Sara por lo que hizo calificando de cobarde su abandono...hay responsabilidad, es cierto, pero no hay que lapidarla hasta la muerte por ello. A la que sí habría que darle una fuerte sanción moral es a la fodonga y chismosa de Rosa.

¿Sabes? De alguna forma lo de Samuel me recuerda a Tom Hagen, otro chico que fue adoptado por los Corleone siendo uno más de la Familia...y que terminó siendo el Consigliere. Ojalá que él se encuentre bien y sin generarse daño a sí mismo o a otros.

Saludos cordiales.